ACNÉ

Generalmente, el acné y las espinillas tienen mayor presencia en la frente y aparecen cuando las glándulas diminutas debajo de la superficie de la piel se bloquean.

Cabe resaltar que el acné es un problema médico que afecta las glándulas sebáceas y los folículos pilosos. Los pequeños orificios en la piel se llaman poros y se conectan a las glándulas sebáceas por debajo de la piel. Estas glándulas producen una sustancia grasosa llamada sebo. Los poros se conectan a estas glándulas a través de un conducto que se llama folículo y, dentro de los folículos, el sebo transporta las células de piel muerta a la superficie.

Por otro lado, un vello delgado también crece pasando a través del folículo para llegar a la superficie de la piel. A veces, el vello, el sebo y las células de la piel se juntan y crean un tapón en el poro. Las bacterias que están presentes en el tapón causan hinchazón. Cuando el tapón comienza a deshacerse, se forma un grano.

Por su parte, el acné es una condición crónica de la piel que puede causar diferentes lesiones como los puntos negros, puntos blancos, quistes, espinillas y nódulos. Estas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero, es mucho más frecuente en rostro, pecho y espalda.

Ahora bien, es importante mencionar que existen ciertos factores que aumentan la cantidad de sebo que producen las glándulas sebáceas:

  1. Los cambios hormonales: El acné es muy común en la adolescencia debido a que los niveles hormonales fluctúan significativamente durante esta etapa.
  2. Los medicamentos: Algunos de estos pueden ocasionar acné como efecto secundario. Por ejemplo, los asteroides, barbitúricos o anticonvulsivos.
  3. La higiene: No lavarse el cabello y el rostro regularmente puede ocasionar depósitos aceitosos en la frente y bloqueos que causan el acné.
  4. Irritación en la piel: El acné en la frente puede ser provocado por el maquillaje o el uso constante de sombreros. Tocar la frente con frecuencia, y más con las manos sucias, también puede agravar la piel y activar el acné.

Teniendo esto en cuenta, a continuación, te damos unas pequeñas recomendaciones a tener en cuenta para prevenir o disminuir el acné:

–          Mantén una alimentación balanceada, siempre incluye frutas, verdura y muchísima agua.

–          Puedes probar con tratamientos naturales para reducir la inflamación, por ejemplo aplicar en el área afectada aceite de árbol de té en una concentración de al menos 5%.

–          Evita aplicar cremas y aceites que puedan obstruir los poros. Es recomendable utilizar productos en gel o lociones formuladas por un dermatólogo.

–          No uses maquillaje como bases cremosas, polvos y rubores compactos, estos pueden empeorar el acné, ya que cubren los poros y continúan tapándose, formando comedones o espinillas.

SÍGUENOS EN


Cel: 316 755 9771 - 318 326 2122 -316 497 3185

ventas@mesurgical.co - Bogotá, Colombia.

Call Now ButtonLlamar ahora
¿Tienes dudas?, ¡escríbenos!